Encargos

Ángela González no entiende la obra artistica en un circuito cerrado;si no que es un dialogo expresivo entre el emisor y el receptor (quien ve el cuadro), eliminando el máximo del ruido posible de la transmision del mensaje (el sentimiento artístico).

De este modo Ángela es capaz de realizar encargos basados en los sentimientos a transmitir, ajustandose a dimensiones especificas y paletas de color no habituales en su obra.

Es por eso por lo que -sobre todo en las exposiciones- su obra ha llegado al espectador contundentemente, realizando numerosas obras por encargo de particulares.